El candidato ideal ¿eres tú?

  • Orientación Laboral
  • 02 de Septiembre de 2015
El candidato ideal ¿eres tú?

Del candidato IDEAL al candidato en España.

No voy a generalizar, muchas empresas hacen sus procesos de selección proporcionando beneficios salariales y motivacionales a sus trabajadores. Aunque otros empresarios/jefes buscan el candidato ideal sin ofrecer unas condiciones mínimas. Puede que esos empleados desmotivados o despreocupados por tú empresa sean los mejores, pero no consideren como PRECIO JUSTO lo que se le ofrece por sus servicios. En esta situación, es difícil encontrar la suficiente motivación para mostrar una implicación constante basada en el esfuerzo y el compromiso en un puesto de trabajo dentro de una empresa.

Características del candidato "ideal" para algunos empresarios:

 1. No se queja por tener un salario bajo.

 2. Realiza horas extras sin importarle que se las paguen o no.

 3. Pueden contratarlo por 4 horas pero que realmente trabaje 8 horas.

 4. No le importa que le paguen en tiempo y forma.

 5. Es un trabajador multitareas, hoy puede trabajar de administrativo y mañana de contable.

 6. No falta al trabajo aunque este enfermo.

 7. Escoge las vacaciones que a la empresa le conviene o en su defecto, no coge vacaciones y se las pagan por “otros medios”.

 8. Tiene los estudios suficientes para realizar las tareas de forma adecuada.

 9. Tiene la experiencia suficiente para no tener que estar enseñándole la metodología de trabajo en la empresa.

10. Desconoce o no le importa que sus derechos como trabajador sean “flexibilizados”.

11. Le preocupa más mantener su trabajo que sus condiciones laborales.

12. Llega antes al trabajo y se marcha después de terminar su horario.

13. Se encarga de avisar a cargos superiores cuando algo no se esté realizando como establece la propia empresa.

Beneficios que espera obtener el empresario de este candidato:

1. Esfuerzo constante en su puesto de trabajo.

2. Realizar todas las tareas que se necesiten en tiempo y forma.

3. Preocupación constante por realizar sus tareas correctamente.

4. Compromiso con la empresa.

5. Realizar el mayor número de tareas con el menor tiempo posible.

6. Ser agradable / simpático / amigable con el cliente (si tiene que interactuar con los cliente).

7. Recomendar productos/servicios de la empresa a potenciales clientes.

En mi opinión,  la única forma de obtener lo que se busca es mejorar los beneficios económicos o sociales para los trabajadores. No se trata de aumentar los salarios de forma exponencial, se trata de encontrar el PRECIO JUSTO entre lo que necesita el empresario del trabajador y lo que necesita el trabajador para vivir.

Muchos os sentiréis identificados con lo que digo, en pocos o muchos aspectos. Esta lista puede ser extremadamente larga, y varía en función del tipo de empresario/jefe con el que te encuentres al llegar a la empresa. Nos encantaría poder ampliar esta lista con vuestras experiencias y opiniones personales.

A pesar de ello, existen muchos empresarios en España que todos los días se preocupan en mejorar las vidas de sus propios trabajadores para ayudar al progreso económico y social de nuestro país.

Próximamente: “Importancia del cliente VS Importancia del empleado,

¿Quién genera más dinero en las empresas?”