¿Cómo solicitar un trabajo cuando no cumples los requisitos de la oferta?

  • Orientación Laboral
  • 29 de Diciembre de 2015
¿Cómo solicitar un trabajo cuando no cumples los requisitos de la oferta?

¿Te sientes preparado para que te revelen uno de los secretos mejor guardados para conseguir trabajo? A no ser que el reclutador haya trabajado anteriormente en el puesto de trabajo ofertado, una gran parte de la descripción de la oferta son conjeturas de lo que se necesita.

Piénsalo: Los reclutadores tienes que realizar una descripción del puesto de trabajo que atraiga a gente para que ellos se interesen por la oferta, evitando a las personas “no aptas” para una entrevista. Seguramente, te hayas encontrado con gente que a pesar de “cumplir todos los requisitos”, no hayan sido seleccionados en las etapas finales de los procesos de selección, pero alguien que no parecía la mejor para el puesto de trabajo, al final, haya sido seleccionado. A veces, encontramos candidatos con un año de experiencia que puede demostrar una gran capacidad de comunicación y transmitir sus aptitudes para el puesto de trabajo de forma extraordinaria, pero algunos candidatos que cumplen los años de experiencia no saben transmitir su experiencia durante el proceso de selección. En este momento estamos hablando de la experiencia laboral pero se puede aplicar a cualquier requisito que se pida en la descripción del puesto de trabajo.

Entonces, ¿Qué tiene que hacer un candidato que no cumple todos los requisitos de la oferta para poder ser seleccionado? ¿Cómo podemos averiguar los requisitos imprescindibles que se podrían compensar con sus otras habilidades increíbles? Y lo más importante de todo, ¿Cómo expongo el problema en la carta de presentación?

Nuestra estrategia se va a dividir en 3 pasos sencillos para poder entender, cuando tenemos que inscribirnos en una oferta en la que no cumplimos los requisitos y cuando no:

Paso 1: Pregúntate si podrías hacer ese trabajo.

Cuando un reclutador te seleccione para una entrevista de trabajo no te va a preguntar: ¿Quieres trabajar aquí? O ¿Cuánto necesitas el trabajo? Realmente, no es importante. Da igual lo que necesites el trabajo o las ganas que muestres por trabajar. Cuando necesitamos un persona para meter contabilidad en Contaplus, el puesto de trabajo necesita que sepas dominar esa herramienta, por tanto, no eres apto. En cualquier caso, no debemos intentar inscribirnos en una oferta en el que no tengamos los conocimientos necesarios para el puesto de trabajo en cuestión.

En cambio, si nos ponemos a leer la descripción de la oferta y empezamos a pensar lo que la persona que ocupará ese puesto de trabajo tendría que hacer cada día, podríamos encontrar nuestra oportunidad. Cuando te pidan “Experiencia en generación de contenidos online”, “gestionando medios de comunicación” o “Atención al cliente a través de las redes sociales”. Piensa en escribir lo que realmente se necesita, capacidad para escribir de forma concisa, siendo convincente, y con una gramática correcta. ¿Lo tienes? Acabas de conseguir una visión más precisa de lo que están pidiendo en la oferta de trabajo, pudiendo exponer las habilidades que domines y que puedan suplir, las que no tienes. Estas a 2 pasos de convertirte en un candidato apto para el puesto de trabajo.

Paso 2: No hagas caso de todas las cosas que pongan en “Se valorará” o "De toda la lista de habilidades necesarias en requisitos".

Hay algunos requisitos que se ponen porque alguien pensó que “quedaba bien”. Por ejemplo, “Se valorará que te hayas graduado en una universidad de prestigio”, no te van a eliminar de los procesos de selección porque no hayas estudiado en una universidad de prestigio, te eliminarán si no tienes la graduación.

Otra de las cosas que suelen hacer las empresas españolas cuando ponen una descripción en la oferta de trabajo es poner una larga lista de habilidades que, realmente, no se necesitan para dicho puesto.  Por ejemplo, habilidades informáticas avanzadas para un puesto de trabajo que requiere, en la práctica, interacción con personas de la tercera edad. Tranquilos, la empresa no va a detener el proceso de selección hasta que no haya encontrado un candidato con grandes dotes para interactuar con personas de la tercera edad, independientemente de las habilidades informáticas avanzadas que tenga (como tú), por tanto, conseguirás una entrevista de trabajo. En definitiva, si existe una gran lista de habilidades deseadas al final de la descripción de la oferta, las tienes que ver como habilidades “bonificadas”, y enfocarte en las habilidades básicas necesarias.

¿Todavía te sientes nervioso por ignorar algunos requisitos en una oferta de trabajo? Piensa en la descripción del trabajo como un perfil en una página web para ligar. Muchas personas pueden poner: “Se busca mujer/hombre  atractivo/a que tenga dinero, un avión, un coche de lujo, casa en la playa, casa en la montaña para el invierno, con dotes de músico, con una gran voz para que me cante en la ducha, y que hable italiano…Me encanta el italiano”. ¿Realmente piensas que esa persona está buscando todo eso? Podrías quitarle todo eso, dejarle solamente un atributo (atractivo/a), y seguramente, se conforme con eso. En los procesos de selección, si la lista de "requisitos necesarios" es larga, sucede lo mismo.

Paso 3: Utiliza las palabras mágicas.

Muchas veces, no vamos a tener las habilidades necesarias para el puesto de trabajo en cuestión, pero van a tener en cuenta otros aspectos que pueden ser tu oportunidad para conseguirlo. Por otro lado, nunca pidas disculpas por no tener la experiencia necesaria en la carta de presentación. Tal vez, no te han dado las oportunidades para adquirirla.

Intenta conectar las habilidades que tienes con las habilidades necesarias para el puesto de trabajo. A estas habilidades las podemos denominar “habilidades de transferencia”. Este término lo utilizamos nosotros para hacer alusión a que no existen habilidades puras en los procesos de selección, es decir, no se puede cuantificar el nivel de dominio de dicha habilidad en términos absolutos. Normalmente, no existe nadie “orientado a las ventas” al 100%, ya que, dependerá de la situación y de las necesidades organizacionales.

Solamente asegúrate de no intentar explicar todo. Por ejemplo, no trates de explicar cómo aprendiste a ser directora, llevando las funciones de la directora en sus días libres.

Si sientes que puedes realizar el puesto de trabajo, no dejes que los requisitos te impidan aplicar a dicha oferta. Sigue los pasos anteriores y, a continuación, espera y mira lo que sucede. No vas a poder ser elegido para una entrevista, cuando no lo intentas con todas tus fuerzas.

Si has conseguido una entrevista de trabajo o quieres conseguirla te recomendamos leer:

 90 PREGUNTAS QUE TE PUEDEN HACER EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

 ¿CÓMO CONSEGUIR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO UTILIZANDO LA DESCRIPCIÓN DE LA OFERTA?