Trucos fáciles para conseguir el doble de entrevistas con nuestro currículum

  • Orientación Laboral
  • 28 de Diciembre de 2015
Trucos fáciles para conseguir el doble de entrevistas con nuestro currículum

Durante los últimos 15 años hemos visto el currículum como algo estático. Incluso, a día de hoy, existen personas que van a su papelería más cercana para hacer cientos de copias del currículum.

Aquel currículum que se usaba en cada una de las ofertas de trabajo, sin distinción, ha cambiado. Durante nuestro proceso para adaptarnos a realizar un currículum de forma efectiva hemos incluido frases como “orientado a las ventas, orientado al cliente, orientado a resultados o automotivación”. Con los avances, hemos visto que es más efectivo adaptar el currículum a cada oferta de trabajo, puesto que, cada trabajo es diferente y tenemos que realizar un esfuerzo para poder utilizar el lenguaje adecuado en cada sector para ser un candidato relevante en los procesos de selección.

Aquí un ejemplo de lo que deberías hacer:

Carlos se encuentra buscando empleo, mientras trabaja en una empresa cubriendo una excedencia.

Él tiene un currículum funcional, y cuenta con una versión corta de su currículum en un párrafo. Cada semana, se dedica a ajustar y personalizar el currículum para cada oferta de trabajo que encuentra y le llama la atención. Entre ajuste y ajuste, Carlos se encarga de añadir los nuevos cursos que realiza, nuevas experiencias o logros profesionales. Lo curioso de Carlos es que con cada “adaptación” de su currículum, también cambia un 15% de las palabras que utiliza para expresar la información necesaria, con el objetivo de adaptarse al nivel cultural de la persona encargada de la selección de personal en la empresa a la que pretende acceder.

La versión corta, la utiliza para enviarla mediante un correo electrónico.

Aquí podemos ver el ejemplo de esa “versión corta”:

Soy un Director de nuevas tecnologías, especializado en iHealth y Fintech, la gestión de los lanzamientos de productos y otras propuestas desde la concepción hasta la finalización es lo que define mi labor dentro de las empresas en la que he trabajado. Soy un fanático de perseguir objetivos ambiciosos, y también me encanta resolver problemas en equipo ofreciendo soluciones creativas que puedan ayudar a obtener un mejor rendimiento de un producto/servicio para la empresa. Actualmente, trabajo en Cansis34, empresa dedicada a servicios médicos online, dónde he lanzado la primera consultoría con traducción automática de idiomas mediante voz para conseguir clientes a nivel mundial. Gracias a la labor que he ejercido en nuestro departamento, se han conseguido incrementar las ventas de la empresa en 1 millón de euros en el primer año dentro del puesto de trabajo en cuestión.

De la versión corta de Carlos, podemos sacar tres conclusiones importantes para cualquier reclutador:

1º Se encuentra orgulloso del trabajo realizado dentro de Cansis34.

2º Ha conseguido incrementar las ventas de la empresa en 1 millón de euros en el primer año dentro de su puesto de trabajo.

3º Es una persona que necesita un reto para dar su máximo rendimiento.

Carlos, ha observado una oportunidad laboral en una empresa(HDST) que cumple sus expectativas. Él piensa que puede obtener una estabilidad laboral dentro de ese puesto de trabajo. HDST también necesita una persona para el lanzamiento de sus productos, por tanto, la empresa tiene una necesidad que Carlos puede satisfacer con creces.

A nivel tecnológico, ambas empresas tienen características similares en cuanto al uso intensivo de tecnología para generar valor en sus clientes, por tanto, es una buena puerta de entrada controlando bien dicha tecnología.

Carlos ha observado que los últimos lanzamientos de productos de dicha empresa, no han tenido mucho éxito, sus expectativas para poder trabajar en la empresa han aumentado.

Ahora es el momento de utilizar el ingenio. Mediante Google podemos averiguar quién es la persona encargada de la selección de personal en la empresa o deducir, de toda la información publicada sobre la empresa en Internet, quien podría ser una vía de entrada en ella.

En dicho punto, podemos escribir una carta de presentación directamente a la persona encargada de la selección de personal, enviándole un correo electrónico. Otra alternativa, podría ser conseguir el nombre de la persona, la ubicación de la empresa y enviarla por correo tradicional. Agota tus vías para captar la atención del reclutador y especifícale cómo le podrías ayudar en dicho puesto de trabajo. Todo el proceso mencionado anteriormente debes aplicarlo en varias empresas al mismo tiempo, muchas de estas cartas o correos terminarán en la basura. Y si eres tan bueno, que no terminan en la basura, te esperan unos días de vértigo entre entrevista y entrevista, no tendrás tiempo para cumplir con todos ellos.

No seas de las personas que se “humillan” y “suplican” para conseguir un trabajo decente, estamos totalmente en desacuerdo con dicha estrategia. Las personas encargadas de la selección de personal en una empresa, no quieren ver personas con una situación poco favorable para su empresa, por tanto, cuanto más supliques, menos caso te harán.

La realidad es que no vas a conseguir un trabajo decente hasta que no sepas lo que ofreces como trabajador a la empresa. El principal problema de todo desempleado, no son las pocas oferta existentes, es el poco compromiso que tienen por conocer lo que espera la empresa de ti.

Si quieres seguir con la misma estrategia de siempre, seguirás atrayendo a los tipos de jefes que no te gusta tener. Las ganas que demuestres durante la búsqueda de empleo es lo que hablará sobre ti. Cualquier reclutador que te entreviste sentirá el grado de preparación y esfuerzo que hayas tenido para conseguir un trabajo. Hasta que no te sientas seguro y fuerte, es mejor que intentes conseguir un trabajo para "sobrevivir", y luego, utilizas ese trabajo para conseguir otro puesto de trabajo mejor y que sea adapte a tus necesidades.

La mayoría de la gente necesita dinero para pagar sus cuentas, pero aunque no sea tu caso y te encuentres trabajando, para algunos, no será el trabajo de sus sueños.

Hasta que no sientas que debe ser el reclutador el que tiene que tener la suerte de contratarte a ti, seguirás creando una perspectiva errónea en el proceso para conseguir trabajo. Actúa de manera natural, no trates de decir o hacer todo lo que el reclutador quiere que hagas o digas, siento decirte que no es lo mejor forma para ser contratado.

Cuando ya no trabajes por "sobrevivir" y quieras aspirar a un mejor puesto de trabajo, tendrás que evitar esa sensación de tener que decir y hacer todo lo posible para que te contraten. En algún momento, hemos aceptado un trabajo equivocado por la desesperación de no tener unos ingresos recurrentes, aunque estemos pensando “¿Qué estoy haciendo?”

La necesidad y la juventud son dos de los factores que afectan a nuestra capacidad para elegir un trabajo digno y que compense el tiempo que le tendrás que dedicar a la empresa. Por tanto, trata de diferenciar entre un trabajo para "sobrevivir" y un trabajo confortable a largo plazo.

Adapta la estrategia a las necesidades actuales que tengas, ¿Cobráis 500€/mes? ¿Estáis conformes con el trabajo realizado? ¿Cómo te ves en 5 años dentro de esa empresa? ¿Tienes posibilidades de progresar? ¿Qué necesitas para tener un buen salario? ¿Formación adicional? ¿Experiencia?...


Elige la estrategia más adecuada a largo plazo y lucha por ser el mejor “producto” para cualquier empresa que te pueda contratar.


¿Te ha gustado el artículo? Puedes conseguir muchos más beneficios visitando otros artículos:

Consejos para hacer un currículum atractivo

Consejos para realizar una carta de presentación efectiva

Cómo hacer un currículum sin experiencia PASO A PASO

16 tipos de currículum creativos