5 claves para ser el candidato perfecto para los nuevos reclutadores en 2016

  • Orientación Laboral
  • 17 de Diciembre de 2015
5 claves para ser el candidato perfecto para los nuevos reclutadores en 2016

Según diversas fuentes, los reclutadores de personas deciden si eres apto o no para un puesto durante los primeros 15 minutos de entrevista teniendo un poco de suerte, ya que, en otras ocasiones se produce con la primera impresión.
En este artículo te proponemos pautas y claves para arrasar durante los primeros minutos de una entrevista de trabajo y poder convertirte en un candidato perfecto para que te seleccionen.

1. La primera impresión es lo que cuenta.

En una entrevista de trabajo, muchos reclutadores se fijan especialmente en tu presencia, tanto física como emocional. Es importante saludar con decisión, sin titubear y con una formalidad cercana, tanto al reclutador como al resto de personas que puedan encontrarse en el lugar donde tengas la audiencia. Además, ir bien (que no excesivamente) vestido marca la percepción que el reclutador tendrá de ti durante los primeros 10 segundos.

Si como hombre no sabes cómo vestirte, un pantalón de vestir y una camisa de botones sin adornos siempre es una buena opción. Si el puesto al que quieres optar es de cierta autoridad dentro de la empresa, no descartes una chaqueta o, incluso, un traje. Cuida especialmente tu afeitado (si tienes barba puedes perfilarla y recortarla bien) así como la limpieza en tu calzado (mucha gente no se fija en ello, pero el reclutador lo hará sin duda).
 
En cambio, si eres mujer, siempre puedes optar por un pantalón o una falda (preferiblemente a la altura de las rodillas), y una blusa sin demasiados adornos. Recuerda, que nuestra meta para una entrevista de trabajo debe ser transmitir una apariencia formal y sobria. No caigas en la trampa de impresionar con un tacón de vértigo, ya que puede transmitir el mensaje de que, para ti, prima la apariencia a lo práctico; con 4cm de tacón llevarás un calzado a medio paso entre ambas cosas. Evita el maquillaje recargado, aunque viene bien una buena base de maquillaje a fin de disimular el sonrojo que puedan causarte algunas preguntas en caso de que seas una persona tímida.

Seas del sexo que seas, evita el calzado deportivo y el exceso de perfume. Para las personas más despistadas y nerviosas, nuestro perfume no es un ambientador que debe desprender un olor agradable por toda la sala, se utiliza en su justa medida para evitar que otras personas a las que no les guste las mismas fragancias, no tengan que salir corriendo de la sala.

2. Tu disposición como carta de presentación 

Incluso tú, que no realizas entrevistas a posibles empleados, valoras a una persona que no bosteza mientras conversáis. Además, intentar mirar a los ojos a tu reclutador y sonreír con naturalidad. La mirada y la sonrisa pueden demostrar una disposición genuina ante el trabajo y la gente que forme parte de la empresa. 

Por otro lado, los gestos compulsivos, como la costumbre que muchos tenemos de hacer vibrar las piernas o jugar con bolígrafos, especialmente si estos hacen ruido, denotan nerviosismo e inquietan al reclutador por la inquietud que transmites. 

3. La información es poder

Es imprescindible prepararse, no sólo físicamente, para una entrevista de trabajo. 
Intentar investigar la empresa; busca su extensión, situación geográfica, situación social (¿Han realizado EREs o escándalos? ¿Cuál es su fin social?), actividad económica, productos o servicios que realizan u ofrecen y, si es posible, piensa en qué puedes hacer tú y cómo puedes contribuir al crecimiento de la empresa. 

4. ¿Por qué eres la mejor opción?

Lleva preparadas algunas respuestas a preguntas que puedan hacerte, hay muchas preguntas recurrentes como dónde te ves de 3 a 5 años.

En algún momento de la entrevista, el reclutador puede preguntarte por qué crees que debe contratarte a ti. Este será tu momento para dejar ver todo tu potencial: 

Por un lado debes tener en cuenta que toda empresa busca en su personal gente que le ayude a crecer. Debes percatarte de cuál es el objetivo final de la empresa ( mejorar en calidad o eficiencia, disminuir tiempos y costes, crear nuevas líneas de negocio, etc) y presentarte como un candidato idóneo para ello. 

Tampoco viene mal exponer una lista de objetivos relacionados con la empresa que cumplirás en caso de que seas elegido para el puesto. 

Por otro lado, es frecuente que los reclutadores pregunten sobre las fortalezas o debilidades que tienes como trabajador. Es recomendable que evites tópicos como "soy muy perfeccionista" o "soy adicto al trabajo" y que te centres en elementos como tu capacidad de hacer contactos, tu creatividad o tu facilidad para planear o ejecutar. De igual modo, presenta tus debilidades como "errores" que puedan ser encauzados hacia un nuevo modo de trabajo. 

Muestra siempre tus aptitudes, por ello no es recomendable "maquillar" el currículum. Por ejemplo,si has dicho que hablas inglés y te preguntan algo en inglés, debes responder y dar la talla. Además, esto te hará más válido ante tu reclutador. 

Igualmente es muy positivo mostrar entusiasmo y definirte por tus actitudes, es decir,  manifestarte como una persona con compromiso, dar ejemplos de tu respuesta a la presión en según qué casos, etc. 


5. Haz preguntas. 

Es tan importante para un reclutador tu capacidad para responder a sus preguntas que tu interés por la empresa. Hacer preguntas puede definir tu interés en la consecución del puesto. 

Algunas posibles cuestiones que puedes plantear son el por qué de la adición de personal, cuáles son los retos específicos del puesto, cómo se evalúa el desempeño de los empleados o, incluso, si tienen planes de formación dentro de la empresa. 

Con estas premisas, marcarás la diferencia ante tu reclutador y serás, sin duda, un candidato óptimo para el puesto al que te presentes.


La confianza y la actitud son el mejor complemento a un buen currículum


Si nuestras claves para ser el candidato perfecto en una entrevista de trabajo te han ayudado, te sugerimos que tengas en cuentra nuestros CONSEJOS PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO.

¿Te ha gustado el artículo? Si conoces a alguien que tenga problemas para pasar los procesos de selección de personal puedes compartir el artículo con él. Seguramente, te lo agradecerá.