10 consejos para una entrevista de trabajo que aún no te han contado

  • Orientación Laboral
  • 09 de Diciembre de 2015
10 consejos para una entrevista de trabajo que aún no te han contado

Nuestros diez consejos te servirán para cualquier entrevista de trabajo y aumentarán tus posibilidades de pasar el proceso de selección con éxito.

Nuestros consejos para una entrevista de trabajo han sido realizados teniendo en cuenta los problemas que diferentes sujetos nos han transmitido para realizar una entrevista y que hemos querido solventar para que no cometáis los mismos errores.

1º Los reclutadores tratan de romper el hielo.

En muchas ocasiones las personas encargadas de la selección de personal tratan de tranquilizar al candidato con preguntas abiertas y que no tienen nada que ver con el proceso de selección. Muchas veces, encontramos reclutadores que utilizan técnicas para relajarnos y que respondamos a las preguntas abiertamente. Aunque sepas que el reclutador quiere romper el hielo con algunas de esas preguntas responde tranquilamente pero sin bajar la guardia. Trata de responder a las preguntas sin transmitir connotaciones negativas y céntrate en la información relevante para él.

2º No te pongas nervioso cuando un reclutador se pone a tomar notas en una entrevista de trabajo.

Muchas veces lo hacen para poder leer las preguntas que quieren hacerte, y en base a lo que respondas, cogerán palabras clave de las respuestas. Cuanto más directa sea tus respuestas menos posibilidades tendrás que la palabra clave que escoja no transmita lo que querías conseguir con dicha respuesta.

3º La comunicación no verbal es importante.

Trata de mantener una postura adecuada y un contacto visual con el reclutador para mejorar la comunicación con él. Es el momento de tener en cuenta los tics que tienes, la sudoración excesiva, el nerviosismo cuando hablas o las expresiones incoherentes. Un truco para mejorar la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo es aprender a memorizar un video que tenga una duración de 1 minuto hablando de ti. Aunque te parezca absurdo, ponerte delante de una cámara sin ningún guion por detrás y mirar directamente a ella es tan difícil como pasar una entrevista de trabajo con éxito.

4º La primera impresión siempre cuenta y que no te digan lo contrario.

Las personas desde que nacemos juzgamos a otras personas por una primera impresión. Seguramente te haya pasado que dos personas diferentes te paren en la calle, una te transmite la suficiente confianza para hablar con ella y la otra no, ya sea por su aspecto físico, la forma de comunicar que tiene o por cualquier otro motivo. Por tanto, es recomendable llevar un “traje de gala” a la entrevista de trabajo sin parecer pedante. Para que entiendas la importancia del aspecto físico tendrás que imaginar dos personas extremadamente ricas que se encuentran en la calle, no las conoces, y por ello, te da igual su riqueza. En ese momento, una de ellas ha salido para hacer deporte y va vestida con un chándal un poco “choni”, le han robado la cartera y necesita que lo lleves a su casa urgentemente. Cuando te cruzas con ella, la persona te promete que por cada kilómetro que recorras te va a pagar 10€.

¿Lo llevarías asumiendo el riesgo de que pueda ser un ladrón?

Ahora vamos a poner la otra situación, un chico trajeado en la misma situación y te promete exactamente lo mismo.

¿Pensarías que te quiere robar?

Seguramente habrán personas que no tienes prejuicios en esa situación y actuarían de la misma forma en ambas pero no es lo común, y los reclutadores son exactamente iguales. Actúan de forma diferente según las “pintas” que tengas cuando vas a realizar una entrevista de trabajo.

5º Tus minutos de gloria.

Cuando tengas la oportunidad de preguntar sobre la empresa, trata de preguntar cosas interesantes sobre ella. Para ello, tendrás que informarte muy bien sobre la empresa, el reclutador y toda la información adicional que tengas. Ahora es el momento de poder transmitir el gran interés y la preocupación por conocer la empresa, antes de entrar en ella. OJO, NO HABLES DE LAS VENTAS QUE HAN PERDIDO CON RESPECTO AL AÑO ANTERIOR O DE LO BIEN QUE LO HACEN SUS COMPETIDORES...EN TODO MOMENTO: SIN CONNOTACIONES NEGATIVAS.

6º Los reclutadores utilizan muchas veces 4 categorías de preguntas:

De reconocimiento, de creatividad, de resolución de problemas y de comportamiento. Por tanto, trata siempre de pensar, dependiendo de la pregunta, la respuesta que está buscando.

7º Escuchar.

Muchos candidatos cuando entran a una entrevista de trabajo y se ponen nerviosos olvidan transmitir lo que el reclutador quiere saber. Un truco es mantener la atención en desgranar cada pregunta y lo que quieren escuchar en todo momento. No sirve de nada llevártelo todo preparado cuando después no vas a prestar atención a lo que te están preguntando. Piensa lo que quiere escuchar antes de responder!!

8º Analizar y luego hablar.

Cuando te preguntan -¿Por qué quieres trabajar aquí?- No es para que digas cualquier cosa. Debes de preocuparte en conocer el sector y la empresa en cuestión, los halagos por las cosas que están realizando bien dentro de su sector con respecto a la competencia o la frase “siempre he sido consumidora de sus productos” especificando a los productos que haces mención y los motivos de su consumo puede ser una buena forma de llamar la atención.

9º Breve y conciso.

Cuando te preguntan -¿Cuáles son tus puntos fuertes y cuáles son los débiles?- Tienes que saber explicar cada punto con una explicación coherente y precisa. Un truco puede ser escribirlos días antes de la entrevista con una explicación convincente, memorizarlo y practicarlo hasta que salga de forma natural. Escribir, memorizar y practicar te ayudarán a solventar tus problemas de oratoria y comunicación. Por otro lado, cuando te preguntan -¿Podrías indicar tres virtudes y tres defectos que tengas?- realiza el mismo proceso. Un ejemplo para darle una connotación positiva a un defecto puede ser: “No tengo paciencia, por eso voy a clases de yoga que me han ayudado a mejorar desde hace mucho tiempo”. No olvides que lo que intentan analizar, muchas veces, es la capacidad de autocrítica que tienes, que te conoces a ti mismo y que sabes lo que hay que hacer para superar los problemas.

10º La pregunta del millón: ¿Qué te hace diferente del resto de candidatos?.

En una entrevista de trabajo es nuestra carta de presentación más valiosa. Por tanto, tienes que aprender una respuesta corta, creativa y original para impactar en el reclutador. También puedes tener una respuesta con un tono humorístico pero que refleje realmente las diferencias (Hacer reír es una buena forma de transmitir buenas habilidades sociales).

Si estos consejos para una entrevista de trabajo te han ayudado, te sugerimos que si quieres tener un buen currículum visites nuestro artículo CONSEJOS PARA HACER UN CURRICULUM ATRACTIVO.

¿Te ha gustado el artículo? Si conoces a alguien que se encuentre haciendo un currículum sin experiencia puedes compartir el artículo con él.